Mensajes de whatsapp como prueba en juicio

La mensajería instantánea de aplicaciones móviles como Whatsapp comienzan a ser relevantes tanto a nivel personal, como a nivel de negocios o gestiones. Por este motivo, no es raro encontrar juicios en los cuales se presentan estos mensajes como pruebas judiciales. 

En los procesos judiciales es difícil aceptar las nuevas tecnologías como tal, no por un motivo de tradicionalidad de los jueces, sino porque deben escrutarse al máximo para que resulten válidas. Aún así, vamos a tratar las diferentes situaciones en torno a los mensajes de whatsapp como prueba en un juicio, ya que por su alto volumen de uso, puede resultar fundamental.

Secreto de las comunicaciones

Es bastante común encontrarse con alegatos que defienden que los mensajes como prueba en un juicio han sido obtenidos violando el derecho a la intimidad o al secreto de las comunicaciones, protegiéndose así bajo el artículo 90.2 de la Ley reguladora de la Jurisdicción Social. Sin embargo, no siempre se considera una vulneración del derecho a la intimidad y por tanto se han podido aportar capturas de pantalla de whatsapp como prueba de un juicio. 

Si por ejemplo un empleado entrega la transcripción de una conversación de whatsapp realizada en un grupo, no se vulneraría el secreto de las comunicaciones. Es decir, la difusión a terceros no es una vulneración de este tipo.

Posibles manipulaciones

Es bien sabido por la mayoría de las personas que usan este tipo de aplicaciones de mensajería móvil, que las conversaciones que se realizan por este canal pueden ser manipuladas de muchas maneras, con mayor o menor pericia. De hecho, también podemos encontrar algunas aplicaciones que replican conversaciones falsas y que en una captura de pantalla podría pasar totalmente por una conversación real, en la que se incluyen fotos, vídeos o cualquier otro elemento. 

Es por este motivo que hay que tener en cuenta que las capturas de pantalla de los mensajes de whatsapp como prueba en un juicio deben pasar por varias fases y claves técnicas para detectar así posibles manipulaciones.

Para que una captura de pantalla de una conversación de Whatsapp sirva como una prueba en un juicio debe estar tanto certificada como autentificada por un perito informático. Gracias a una prueba pericial es posible aportar un mensaje de Whatsapp como prueba en un juicio, ya que es capaz de identificar la procedencia real de la conversación, los interlocutores (ya que se pueden crear cuentas con identidades falsas) y si el contenido está manipulado o no. Esto está determinado por la sentencia del Tribunal Supremo 300/2015.

Claves técnicas para aceptar los mensajes de whatsapp como prueba

Aunque realizar una prueba pericial es posible, no se trata de un trámite sencillo: el tiempo entre el mensaje original y la prueba, la eliminación de partes de la comunicación o la facilidad de suplantar la identidad. Aún así, debe darse tres situaciones para que se acepte su validez. 

En primer lugar, que la prueba se haya obtenido sin vulnerar el derecho de las comunicaciones o derecho a la intimidad. Por otro lado, comprobar su autenticidad, si ha sido o no modificada o contaminada, además de que el dispositivo se ponga a disposición del tribunal. 

Por último, la integridad y la claridad deben ser fundamentales para que estos mensajes se acepten como prueba. Aunque no son sólo estos tres requisitos, sin duda son muy importantes para estimar la validez de los mensajes de whatsapp como prueba en un juicio.

Si tienes dudas, no dudes en contactar con los mejores procuradores. Trataremos de resolver todas tus dudas y ayudarte en todo lo que necesites.

¿Te ha gustado?
[Total: 2 Average: 5]