Procurador: ¿Qué es y cuáles son sus funciones?

Es común encontrarse con gente, que, a la hora de acudir a la justicia, desconoce qué es un procurador y cuáles son sus funciones.

Aunque en ocasiones se trate de una persona esencial para que te represente, como en asuntos civiles y penales, es probable que desconozcas por qué necesitas tanto un abogado como un procurador.

Por eso, en el artículo de hoy, vamos a explicarte qué es un procurador, sus funciones y la diferencia entre procurador y abogado, para que no te quedes con ninguna duda.

¿Qué es un procurador?

Un procurador es una persona licenciada en Derecho que representa a un cliente ante el juzgado, y se trata de un profesional especializado en derecho procesal.

Por tanto, un procurador se encarga de representar mediante un poder notarial o un poder apud acta tanto a particulares como a empresas que deben acudir a los Tribunales.

Garantiza de esta manera la igualdad de las partes durante el proceso judicial, representando de forma directa, legal y técnica, y acudiendo a los Tribunales en el lugar de litigante siempre y cuando no sea necesaria la presencia del mismo.

Por tanto, como representante recibe las notificaciones y presenta los escritos que demande el Juzgado, tal y como veremos a continuación.

En cualquier caso, su función es especialmente relevante y a excepción de algunos casos concretos, el procurador es preceptivo para que los procedimientos judiciales sean iniciados y tramitados.

¿Cuáles son las funciones de un procurador?

Como ya hemos dicho, un procurador es el profesional que representa procesalmente a un cliente, pero si nos centramos en las funciones concretas, podríamos resumirlo en los siguientes puntos:

  • Un Procurador presenta todos los escritos y documentos que han elaborado tanto los Abogados como ellos mismos previamente en los Juzgados.
  • Un Procurador tiene como objetivo reducir los tiempos de tramitación del proceso judicial, impulsando el procedimiento todo lo posible, ya sea acudiendo al Juzgado a realizar gestiones personalmente como realizando y presentando los escritos pertinentes en el momento procesal oportuno.
  • Es el nexo de unión entre el Abogado, el Órgano Judicial y el cliente, ya que es el Procurador quien recibe las notificaciones realizadas por los distintos Juzgados y se encarga de dar traslado al Abogado.
  • También realizan actos de comunicación, tales como notificaciones o emplazamientos y requerimientos, entre otras. Además, trasladan escritos de las distintas partes a las que representen.
  • Tramitan oficios, exhortos o mandamientos en los casos en los que fuera necesario mediante la delegación de la oficina judicial. De esta forma, se reducen los tiempos de tramitación
  • Es necesaria la asistencia del Procurador en los señalamientos de los procedimientos, tales como Audiencias Previas, Vistas, lanzamientos o comparecencias.
  • Al conocer los procedimientos, a los jueces, letrados, tramitadores y el funcionamiento de todo el sistema, son imprescindibles para informar a los Abogados acerca de los tiempos, las decisiones más habituales y la adopción de las mismas e cada caso.

Si tiene alguna duda o esta buscando un despacho de procuradores en madrid capital, no dude en ponerse en contacto con nosotros.

 

¿Te ha gustado?
[Total: 0 Average: 0]